Préstamos para jubilados y pensionistas

Los bancos tradicionales hacen imposible que las personas de edad avanzada puedan solicitar un préstamo, por lo que desafortunadamente, los clientes mayores no tienen la oportunidad de solicitar ningún tipo de ayuda financiera. Hacernos mayores no debería ser un obstáculo para solicitar un préstamo. En nuestros tiempos, mucha gente mayor lleva una vida activa, tiene nuevas pasiones y también sus necesidades y/o gastos emergentes que requieren un desembolso financiero, mientras que las instituciones no bancarias siempre determinan el rango de edad de sus potenciales clientes, impidiendo que los pensionistas y jubilados puedan solicitar este servicio. Entre las numerosas entidades financieras también están aquellas que tienen en cuenta las necesidades de éstos clientes y establecen la edad límite por encima del rango que fijan los bancos tradicionales. Esto significa la apertura de muchas puertas porque finalmente podrán obtener un dinero extra.

¿Préstamos para jubilados y pensionistas? Ahora es posible

Para muchas personas las instituciones no bancarias están asociadas a una conveniente alternativa al banco tradicional. Sin embargo, esto no significa que estas empresas no regulen sus actividades de ninguna manera: el límite de edad de un posible prestatario es una de las informaciones más visibles en cualquier página web de los prestamistas, ya que este se considera como un requisito clave a la hora de pedir un préstamo. No hace falta decir que el problema principal es el límite superior, que a menudo se reduce a la edad a la que los clientes siguen siendo económicamente activos. Sin embargo, algunas entidades no bancarias tienen en cuenta el grupo de personas mayores y establecen el límite de edad más alto, incluso existen compañías que destacan en el mercado por no establecer ningún límite de edad.

Requisitos para solicitar un préstamo

Para muchas entidades financieras uno de los principales requisitos que deben cumplir las personas mayores para solicitar un préstamo personal es la contratación de un seguro de amortización o un seguro de vida, ya que es una de las maneras de garantizar el pago. En cambio, cuando un jubilado llega a cierta edad, sería inevitable para él contar con un aval o un avalista; alguien que se comprometa como garante y que asuma la responsabilidad de reembolso, en caso de que el titular no se enfrente a la deuda, sus intereses u otros gastos vinculados con el préstamo.

Sin embargo, otras entidades financieras no exigen avales a los clientes en edad de jubilación, permitiendo que todos sus clientes tengan que cumplir los mismos requisitos de la solicitud de un préstamo, no importa si tienen 25, 40 o 75 años. Asique; los solicitantes deben tener la nacionalidad o el permiso de residencia del país donde solicitan un préstamo, disponer de un teléfono, una cuenta bancaria, una dirección y no aparecer en la lista de los deudores. Esto permite que todos los usuarios tengan los mismos derechos y obligaciones.
Como podemos ver, los tiempos están cambiando y en efecto, el hecho de ser pensionista o jubilado no tiene que significar limitaciones en el disfrute de diferentes formas de financiación.

Préstamos de pequeño importe para pensionistas y jubilados

Uno de los productos financieros más apropiados para los pensionistas y jubilados sería un préstamo rápido, de pequeño importe y con un corto plazo de amortización, no superior a 30 días. Este préstamo nos puede servir para cubrir necesidades puntuales, gastos imprevistos y permite resolver situaciones inesperadas en casos de emergencia.

Es un apoyo financiero que se caracteriza por la rapidez, sencillez, falta de burocracia y falta de discriminación en cuanto a la edad de sus solicitantes.
Además, si es nuestro primer préstamo, podemos contar con la oferta de aquellas entidades financieras y solicitarlo gratis, sin costes adicionales y comisiones. También a las personas mayores se suele aplicar la tasa de interés ligeramente más baja u otras promociones adicionales, por lo que merece la pena estar al día con las ofertas actuales de los prestamistas que operan en el mercado.

El mejor préstamo para mayores

Hoy en día, las personas son cada vez más activas e interesadas en el desarrollo personal y cumplimiento de sus sueños. Por esto, las entidades financieras no bancarias tratan cada vez más la edad avanzada de los prestatarios no como un obstáculo sino como un activo. Saben que las personas mayores son los clientes más exigentes que valoran la estabilidad y las condiciones claras. Antes de solicitar un préstamo en una empresa, quieren aprender sobre sus servicios y, por lo general, son más sensibles a la información sobre los riesgos asociados a estos productos financieros. Como un apoyo en la búsqueda de prestamistas responsables y atractivas ofertas de préstamos, pueden servir los ranking y comparadores de préstamos junto con los artículos escritos por los expertos en este ámbito disponibles en internet.

Nuestro ranking actualizado constantemente contiene propuestas de préstamos para todo tipo de clientes, sin olvidarnos de las personas mayores, pensionistas y jubilados. Gracias a nuestro comparador pueden comparar con claridad varias ofertas con toda la información necesaria y con las posibles promociones. Es una fuente de conocimiento para todos los prestatarios que buscan una alternativa de financiamiento.